Universos paralelos Los universos paralelos son una concepción mental, en la que entran en juego la existencia de varios universos o realidades más o menos independientes. El desarrollo de la física cuántica, y la búsqueda de una teoría unificada (teoría cuántica de la gravedad), conjuntamente con el desarrollo de la teoría de cuerdas, han hecho entrever la posibilidad de la existencia de múltiples dimensiones y universos paralelos. Universos paralelos en física Frecuentemente se usa erróneamente el término "dimensión" como sinónimo de universo paralelo; por ejemplo La dimensión desconocida. Teoría de los universos múltiples de Everett [editar]Una de las versiones científicas más curiosas que recurren a los universos paralelos es la interpretación de los universos múltiples[1] de Hugh Everett (IMM). Dicha teoría aparece dentro de la mecánica cuántica como una posible solución al problema de la medida en mecánica cuántica. Everett describió su interpretación más bien como una metateoría. Desde un punto de vista lógico la construcción de Everett evade muchos de los problemas asociados a otras interpretaciones más convencionales de la mecánica cuántica, sin embargo, en el estado actual de conocimiento no hay una base empírica sólida a favor de esta interpretación. El problema de la medida, es uno de los principales "frentes filosóficos" que abre la mecánica cuántica. Si bien la mecánica cuántica ha sido la teoría física más precisa hasta el momento, permitiendo hacer cálculos teóricos relacionados con procesos naturales que dan 20 decimales correctos y ha proporcionado una gran cantidad de aplicaciones prácticas (centrales nucleares, relojes de altísima precisión, ordenadores), existen ciertos puntos difíciles en la interpretación de algunos de sus resultados y fundamentos (el premio Nobel Richard Feynman llegó a bromear diciendo "creo que nadie entiende verdaderamente la mecánica cuántica"). El problema de la medida se puede describir informalmente del siguiente modo: De acuerdo con la mecánica cuántica un sistema físico, ya sea un conjunto de electrones orbitando en un átomo o un conjunto de políticos decidiendo la siguiente guerra planetaria, queda descrito por una función de onda. Dicha función de onda es un objeto matemático que supuestamente describe la máxima información posible que contiene un estado puro. Si nadie externo al sistema ni dentro de él observara o tratara de ver como está el sistema, la mecánica cuántica nos diría que el estado del sistema evoluciona deterministamente. Es decir, se podría predecir perfectamente hacia dónde irá el sistema. La función de onda nos informa cuáles son los resultados posibles de una medida y sus probabilidades relativas, pero no nos dice qué resultado concreto se obtendrá cuando un observador trate efectivamente de medir el sistema o averiguar algo sobre él. De hecho, la medida sobre un sistema es un valor aleatorio entre los posibles resultados. Eso plantea un problema serio: si las personas y los científicos u observadores son también objetos físicos como cualquier otro, debería haber alguna forma determinista de predecir cómo tras juntar el sistema en estudio con el aparato de medida, finalmente llegamos a un resultado determinista. Pero el postulado de que una medición destruye la "coherencia" de un estado inobservado e inevitablemente tras la medida se queda en un estado mezcla aleatorio, parece que sólo nos deja tres salidas:[2] (A) O bien renunciamos a entender el proceso de decoherencia, por lo cual un sistema pasa de tener un estado puro que evoluciona deterministamente a tener un estado mezcla o "incoherente". (B) O bien admitimos que existen unos objetos no-físicos llamados "conciencia" que no están sujetos a las leyes de la mecánica cuántica y que nos resuelven el problema. (C) O tratamos de proponer una teoría que explique el proceso de medición, y no sean así las mediciones quienes determinen la teoría. Diferentes físicos han tomado diferentes soluciones a este "trilema": Niels Bohr, que propuso un modelo inicial de átomo que acabó dando lugar a la mecánica cuántica y fue considerado durante mucho tiempo uno de los defensores de la interpretación ortodoxa de Copenhague, se inclinaría por (A). John Von Neumann, el matemático que creó el formalismo matemático de la mecánica cuántica y que aportó grandes ideas a la teoría cuántica, se inclinaba por (B). La interpretación de Hugh Everett es uno de los planteamientos que apuesta de tipo (C). La propuesta de Everett es que cada medida "desdobla" nuestro universo en una serie de posibilidades (o tal vez existían ya los universos paralelos mutuamente inobservables y en cada uno de ellos se da una realización diferente de los posibles resultados de la medida). La idea y el formalismo de Everett es perfectamente lógico y coherente, aunque algunos puntos sobre cómo interpretar ciertos aspectos, en particular cómo se logra la inobservabilidad o coordinación entre sí de esos universos para que en cada uno suceda algo ligeramente diferente. Pero por lo demás es una explicación lógicamente coherente y posible, que inicialmente no despertó mucho entusiasmo sencillamente porque no está claro que sea una posibilidad falsable. Sin embargo, en una encuesta reciente sobre la IMM, llevada a cabo por el investigador de ciencias políticas L. David Raub, que entrevistó a setenta y dos destacados especialistas en cosmología y teóricos cuánticos, se planteaba en una de sus preguntas estas alternativas: Sí, creo que la IMM es correcta No acepto la IMM Quizás la IMM sea correcta, pero aún no estoy convencido No tengo una opinión ni a favor ni en contra. Los resultados de la encuesta fueron: (1) 58%, (2) 18%, (3) 13%, (4) 11%.[3] Entre los especialistas que se inclinaron por (1) estaban, Stephen Hawking, Richard Feynman o Murray Gell-Mann, entre los que se decantaron por (2) estaba Roger Penrose. Aunque Hawking y Gell-Mann han explicado su posición. Hawking afirma en una carta a Raub que «El nombre 'Mundos Múltiples' es inadecuado, pero la teoría, en esencia, es correcta» (tanto Hawking como Gell-Mann llaman a la IMM, 'Interpetación de Historias Múltiples'). Posteriormente Hawking ha llegado a decir que «La IMM es trivialmente verdadera» en cierto sentido. Por otro lado Gell-Man en una reseña de un artículo del físico norteamericano Bruce DeWitt, uno de los principales defensores de la IMM, Murray Gell-Mann se mostró básicamente de acuerdo con Hawking: «... aparte del empleo desacertado del lenguaje, los desarrollos físicos de Everett son correctos, aunque algo incompletos». Otros físicos destacados como Steven Weinberg o John A. Wheeler se inclinan por la corrección de esta interpretación. Sin embargo, el apoyo de importantes físicos a la IMM refleja sólo la dirección que está tomando la investigación y las perspectivas actuales, pero en sí mismo no constituye ningún argumento científico adicional en favor de la teoría. Agujeros blancos y Universo de Reissner-Nordström Visión de un artista de un agujero negro con disco de acreción.Se ha apuntado que algunas soluciones exactas de las ecuación del campo de Einstein pueden extenderse por continuación analítica más allá de las singularidades dando lugar universos espejos del nuestro. Así la solución de Schwarzschild para un universo con simetría esférica en el que la estrella central ha colapsado comprimiéndose por debajo de su radio de Schwarzschild podría ser continuada analíticamente a una solución de agujero blanco (un agujero blanco de Schwarzchild se comporta como la reversión temporal de un agujero negro de Schwarzschild).[4] Una posibilidad igualmente interesante es la solución de Agujero negro de Reissner-Nordstrom que puede ser continuada analíticamente a través de una singularidad espacial evitable por un viajero. La solución completa describe dos universos asintóticamente planos unidos por una zona de agujero negro. Universos paralelos en la ficción En lo que se refiere a la literatura de Ciencia Ficción, los universos paralelos aparecen a veces en relación a los viajes en el tiempo. Así ciertos libros y películas, plantean que al viajar en el tiempo a un punto del pasado y volver luego al presente se llega no al universo original, sino más bien a un universo paralelo muy similar al del presente pero no del todo igual. Esta situación es una posible solución para salvar el principio de causalidad y sin que aparezca la paradoja del viaje en el tiempo. Este tipo de paradoja es el tipo de situación que se presentaría, si un viajero en el tiempo pudiera ir al pasado, y asesinara a su abuelo, este viajero no nacería y al no nacer, no sería posible que este sujeto haya viajado en el tiempo. Sin embargo, en una realidad alterna o universo paralelo, el viajero podría interactuar con su "abuelo" e incluso hacerle desaparecer, y el viajero seguiría existiendo, ya que cambió una realidad distinta a la suya, de la cual partió originalmente. Una consecuencia de estos viajes sería que para el individuo viajante no sería posible volver a la realidad de la que partió inicialmente.[cita requerida]. El viaje a Universos paralelos es la temática central de la serie de televisión Sliders pero también es un tema muy recurrente en Star Trek y Stargate donde los personajes viajan a universos donde hubo resultados históricos distintos y decisiones diferentes en sus vidas personales. Star Trek: La Serie Original introdujo la idea del universo espejo donde los personajes protagonicos son malvados en el capitulo Mirror Mirror, temática retomada en Deep Space Nine y Enterprise, mientras en Star Trek: La Nueva Generación, en un capítulo el teniente Worf viaja a una gran cantidad de diferentes universos donde, por ejemplo, el se encuentra casado con la consejera Deanna Troi, Tasha Yar no murió ó los Borg conquistaron la Galaxia. En Star Trek: Voyager se descubre una especie malévola de otra dimensión denominada Especie 8472. En Stargate SG-1, el Dr. Daniel Jackson viaja a un universo paralelo donde O'Neil y Carter están casados, Teal'c sigue siendo brazo derecho de Apofis y los Goa'uld destruyen la Tierra. La serie Perdidos en el espacio tiene un capitulo muy simila a Mirror Mirror donde el Prof. Robinson y el mayor West viajan a un universo paralelo donde sus dobles son malvados presidiarios -uno de los cuales intercambia con el Robinson para robar su indetidad-, así como la serie Hércules: Los viajes legendarios donde Hércules viaja a un mundo donde él y Xena son malvados, mientras que Ares es el dios del amor. En la serie Buffy la cazavampiros se toca el tema del viaje entre dimensiones y universos paralelos, incluso en uno donde Willow Rosenberg es vampira. Y en la película para televisión Babylon 5: Thirdspace descubren un pasaje a otro universo donde habita una especie maligna que desea penetrar a nuestra dimensión para destruir toda vida en ella, denomiandos Alienígenas del Tercer Espacio. Siete días o el título original de la serie Seven days, trata sobre el proyecto “Backstep”, que, basándose en tecnología alienígena, permite viajar atrás en el tiempo exactamente siete días, “corregir” el pasado y cambiar el futuro. Aquí aparece la incoherencia de que el único viajero vuelve al presente "corregido" como si nada hubiera pasado con su equipo de colaboradores. Animación En el anime la serie Fullmetal Alchemist toca el tema de los Universos Paralelos. El tema se tocó en los Súper Amigos -similar a Mirror Mirror de Star Trek- donde Superman viaja a un universo donde los Superamigos son malvados. Similares viajes a universos paralelos se dan en la serie animada Liga de la Justicia. En Dragon Ball, el personaje de Trunks viaja al pasado y crea un futuro paralelo. La serie de animación Los Verdaderos Cazafantasmas tiene su propio episodio "Mirror Mirror" en el cual viajan a un universo paralelo donde los fantasmas son los habitantes normales del mundo y los humanos son temidos y cazados por los Cazahumanos (copias espectrales de los cazafantasmas Egon, Ray y Peter), adicionalmente en muchos capítulos se toca el tema de viajes a otras dimensiones y de seres y dioses interdimensionales. En la serie de animación Futurama, uno de los personajes, el doctor Farnsworth fabrica "la caja paradójica de Farnsworth", que parece ser una representación del universo y con ella viajaran a un mundo paralelo. En la serie de animación Suzumiya Haruhi no Yūutsu, la protagonista cuyo nombre es Haruhi Suzumiya; es capaz de crear universos paralelos denominados en aquella serie como 'aislamientos', que eran muy similares al mundo real. De acuerdo a su estabilidad emocional, es capaz de crear,modificar e inclusive destruir universos paralelos o 'aislamientos' a su antojo.Itsuki Koizumi, vicepresidente de la Brigada S.O.S, es capaz de ingresar en este mundo paralelo y evitar que los estragos que causan los Avatares creados por Haruhi acaben con el mundo real. Aunque el mayor ejemplo en la animacion es el anime de CLAMP Tsubasa Reservoir Chronicle en que sus personajes tienen que envarcarse en viajes interdimensionales en los que se encuentran con los alter-ego de personas que han conocido en sus mundos natales. Cómics [editar]Tanto Marvel Comics como DC Comics tienen enormes conjuntos de miniseries que tratan sobre los universos paralelos donde los personajes del cómics tienen vidas muy diferentes. Una de las sagas más destacadas es la Crisis Infinita de la DC Comics. El cómic de Conan el Bárbaro muy frecuentemente toca el tema de demonios y dioses interdimensionales. Cine y literatura [editar]Uno de los precursores del tema es el escritor de terror y ciencia ficción estadounidense H.P. Lovecraft con sus Mitos de Cthulhu que narran cómo entidades perversas y poderosas intentan penetrar a nuestra dimensión como Cthulhu, Azathoth y Yog-Sothoth, así como viajes a otros mundos y dimensiones por parte de personajes en astral como Randolph Carter. En el libro Rescate en el tiempo 1999 - 1357, el autor, Michael Crichton, explica los viajes en el tiempo a través de la teoría del multiverso, dejando claro que no se pueden hacer viajes temporales si no viajes a otros universos muy similares al original. La película de Los Cazafantasmas narra como un antiguo dios hitita llamado Gozer intenta penetrar a nuestra dimensión. La película de Jet Li El único toca el tema de los universos paralelos. Así como las series literarias Las Cronicas de Narnia y La brújula dorada (Luces del norte), junto a sus adaptaciones fílmicas. También es notable la descripción que hace de un modelo hexadimensional del universo Robert A. Heinlein en su libro El número de la bestia, publicado en 1980, en el cual postula que el número 666 no es otra cosa que 6^6^6 o lo que es lo mismo, el número posible de universos resultantes de combinar las 6 dimensiones que postula en conjuntos de 3.
TuWeb
QUIMICA BASICA
CUESTIONARIO 1 y 2
INTRODUCCION A LA QUIMICA
MODELO ATOMICO DE BORH
MODELO ATOMICO DE RUTHERFORD
MODELO ATOMICO DE THOMSON
Modelo atómico de Sommerfeld
MODELO ATOMICO DE DALTON
Modelo atómico de Schrödinger
QUE ES UN CUANTO
BIOQUIMICA
Universos paralelos
QUE ES UN Quark
Alquimia
Regla del octeto
Tabla periódica de los elementos
Teoría de cuerdas
Protón
Neutrón
Química cuántica
Metal
GAS
Polímero

No metal
Soluto
Mezcla
quimica organica
Química inorgánica
Química (etimología)
Molécula
Electrón
Aminoácido
Ingeniería genética
Ácido
Enriquecimiento de uranio
Isótopo
Ionización
 
Universos paralelos
Universos paralelos

Los universos paralelos son una concepción mental, en la que entran en juego la existencia de varios universos o realidades más o menos independientes. El desarrollo de la física cuántica, y la búsqueda de una teoría unificada (teoría cuántica de la gravedad), conjuntamente con el desarrollo de la teoría de cuerdas, han hecho entrever la posibilidad de la existencia de múltiples dimensiones y universos paralelos.




Universos paralelos en física Frecuentemente se usa erróneamente el término "dimensión" como sinónimo de universo paralelo; por ejemplo La dimensión desconocida.


Teoría de los universos múltiples de Everett [editar]Una de las versiones científicas más curiosas que recurren a los universos paralelos es la interpretación de los universos múltiples[1] de Hugh Everett (IMM). Dicha teoría aparece dentro de la mecánica cuántica como una posible solución al problema de la medida en mecánica cuántica. Everett describió su interpretación más bien como una metateoría. Desde un punto de vista lógico la construcción de Everett evade muchos de los problemas asociados a otras interpretaciones más convencionales de la mecánica cuántica, sin embargo, en el estado actual de conocimiento no hay una base empírica sólida a favor de esta interpretación. El problema de la medida, es uno de los principales "frentes filosóficos" que abre la mecánica cuántica. Si bien la mecánica cuántica ha sido la teoría física más precisa hasta el momento, permitiendo hacer cálculos teóricos relacionados con procesos naturales que dan 20 decimales correctos y ha proporcionado una gran cantidad de aplicaciones prácticas (centrales nucleares, relojes de altísima precisión, ordenadores), existen ciertos puntos difíciles en la interpretación de algunos de sus resultados y fundamentos (el premio Nobel Richard Feynman llegó a bromear diciendo "creo que nadie entiende verdaderamente la mecánica cuántica").

El problema de la medida se puede describir informalmente del siguiente modo:

De acuerdo con la mecánica cuántica un sistema físico, ya sea un conjunto de electrones orbitando en un átomo o un conjunto de políticos decidiendo la siguiente guerra planetaria, queda descrito por una función de onda. Dicha función de onda es un objeto matemático que supuestamente describe la máxima información posible que contiene un estado puro.
Si nadie externo al sistema ni dentro de él observara o tratara de ver como está el sistema, la mecánica cuántica nos diría que el estado del sistema evoluciona deterministamente. Es decir, se podría predecir perfectamente hacia dónde irá el sistema.
La función de onda nos informa cuáles son los resultados posibles de una medida y sus probabilidades relativas, pero no nos dice qué resultado concreto se obtendrá cuando un observador trate efectivamente de medir el sistema o averiguar algo sobre él. De hecho, la medida sobre un sistema es un valor aleatorio entre los posibles resultados.
Eso plantea un problema serio: si las personas y los científicos u observadores son también objetos físicos como cualquier otro, debería haber alguna forma determinista de predecir cómo tras juntar el sistema en estudio con el aparato de medida, finalmente llegamos a un resultado determinista. Pero el postulado de que una medición destruye la "coherencia" de un estado inobservado e inevitablemente tras la medida se queda en un estado mezcla aleatorio, parece que sólo nos deja tres salidas:[2]

(A) O bien renunciamos a entender el proceso de decoherencia, por lo cual un sistema pasa de tener un estado puro que evoluciona deterministamente a tener un estado mezcla o "incoherente".
(B) O bien admitimos que existen unos objetos no-físicos llamados "conciencia" que no están sujetos a las leyes de la mecánica cuántica y que nos resuelven el problema.
(C) O tratamos de proponer una teoría que explique el proceso de medición, y no sean así las mediciones quienes determinen la teoría.
Diferentes físicos han tomado diferentes soluciones a este "trilema":

Niels Bohr, que propuso un modelo inicial de átomo que acabó dando lugar a la mecánica cuántica y fue considerado durante mucho tiempo uno de los defensores de la interpretación ortodoxa de Copenhague, se inclinaría por (A).
John Von Neumann, el matemático que creó el formalismo matemático de la mecánica cuántica y que aportó grandes ideas a la teoría cuántica, se inclinaba por (B).
La interpretación de Hugh Everett es uno de los planteamientos que apuesta de tipo (C).
La propuesta de Everett es que cada medida "desdobla" nuestro universo en una serie de posibilidades (o tal vez existían ya los universos paralelos mutuamente inobservables y en cada uno de ellos se da una realización diferente de los posibles resultados de la medida). La idea y el formalismo de Everett es perfectamente lógico y coherente, aunque algunos puntos sobre cómo interpretar ciertos aspectos, en particular cómo se logra la inobservabilidad o coordinación entre sí de esos universos para que en cada uno suceda algo ligeramente diferente. Pero por lo demás es una explicación lógicamente coherente y posible, que inicialmente no despertó mucho entusiasmo sencillamente porque no está claro que sea una posibilidad falsable.

Sin embargo, en una encuesta reciente sobre la IMM, llevada a cabo por el investigador de ciencias políticas L. David Raub, que entrevistó a setenta y dos destacados especialistas en cosmología y teóricos cuánticos, se planteaba en una de sus preguntas estas alternativas:

Sí, creo que la IMM es correcta
No acepto la IMM
Quizás la IMM sea correcta, pero aún no estoy convencido
No tengo una opinión ni a favor ni en contra.
Los resultados de la encuesta fueron: (1) 58%, (2) 18%, (3) 13%, (4) 11%.[3] Entre los especialistas que se inclinaron por (1) estaban, Stephen Hawking, Richard Feynman o Murray Gell-Mann, entre los que se decantaron por (2) estaba Roger Penrose. Aunque Hawking y Gell-Mann han explicado su posición. Hawking afirma en una carta a Raub que «El nombre 'Mundos Múltiples' es inadecuado, pero la teoría, en esencia, es correcta» (tanto Hawking como Gell-Mann llaman a la IMM, 'Interpetación de Historias Múltiples'). Posteriormente Hawking ha llegado a decir que «La IMM es trivialmente verdadera» en cierto sentido. Por otro lado Gell-Man en una reseña de un artículo del físico norteamericano Bruce DeWitt, uno de los principales defensores de la IMM, Murray Gell-Mann se mostró básicamente de acuerdo con Hawking: «... aparte del empleo desacertado del lenguaje, los desarrollos físicos de Everett son correctos, aunque algo incompletos». Otros físicos destacados como Steven Weinberg o John A. Wheeler se inclinan por la corrección de esta interpretación. Sin embargo, el apoyo de importantes físicos a la IMM refleja sólo la dirección que está tomando la investigación y las perspectivas actuales, pero en sí mismo no constituye ningún argumento científico adicional en favor de la teoría.


Agujeros blancos y Universo de Reissner-Nordström
Visión de un artista de un agujero negro con disco de acreción.Se ha apuntado que algunas soluciones exactas de las ecuación del campo de Einstein pueden extenderse por continuación analítica más allá de las singularidades dando lugar universos espejos del nuestro. Así la solución de Schwarzschild para un universo con simetría esférica en el que la estrella central ha colapsado comprimiéndose por debajo de su radio de Schwarzschild podría ser continuada analíticamente a una solución de agujero blanco (un agujero blanco de Schwarzchild se comporta como la reversión temporal de un agujero negro de Schwarzschild).[4]

Una posibilidad igualmente interesante es la solución de Agujero negro de Reissner-Nordstrom que puede ser continuada analíticamente a través de una singularidad espacial evitable por un viajero. La solución completa describe dos universos asintóticamente planos unidos por una zona de agujero negro.


Universos paralelos en la ficción En lo que se refiere a la literatura de Ciencia Ficción, los universos paralelos aparecen a veces en relación a los viajes en el tiempo. Así ciertos libros y películas, plantean que al viajar en el tiempo a un punto del pasado y volver luego al presente se llega no al universo original, sino más bien a un universo paralelo muy similar al del presente pero no del todo igual.

Esta situación es una posible solución para salvar el principio de causalidad y sin que aparezca la paradoja del viaje en el tiempo. Este tipo de paradoja es el tipo de situación que se presentaría, si un viajero en el tiempo pudiera ir al pasado, y asesinara a su abuelo, este viajero no nacería y al no nacer, no sería posible que este sujeto haya viajado en el tiempo. Sin embargo, en una realidad alterna o universo paralelo, el viajero podría interactuar con su "abuelo" e incluso hacerle desaparecer, y el viajero seguiría existiendo, ya que cambió una realidad distinta a la suya, de la cual partió originalmente. Una consecuencia de estos viajes sería que para el individuo viajante no sería posible volver a la realidad de la que partió inicialmente.[cita requerida].
El viaje a Universos paralelos es la temática central de la serie de televisión Sliders pero también es un tema muy recurrente en Star Trek y Stargate donde los personajes viajan a universos donde hubo resultados históricos distintos y decisiones diferentes en sus vidas personales. Star Trek: La Serie Original introdujo la idea del universo espejo donde los personajes protagonicos son malvados en el capitulo Mirror Mirror, temática retomada en Deep Space Nine y Enterprise, mientras en Star Trek: La Nueva Generación, en un capítulo el teniente Worf viaja a una gran cantidad de diferentes universos donde, por ejemplo, el se encuentra casado con la consejera Deanna Troi, Tasha Yar no murió ó los Borg conquistaron la Galaxia. En Star Trek: Voyager se descubre una especie malévola de otra dimensión denominada Especie 8472. En Stargate SG-1, el Dr. Daniel Jackson viaja a un universo paralelo donde O'Neil y Carter están casados, Teal'c sigue siendo brazo derecho de Apofis y los Goa'uld destruyen la Tierra. La serie Perdidos en el espacio tiene un capitulo muy simila a Mirror Mirror donde el Prof. Robinson y el mayor West viajan a un universo paralelo donde sus dobles son malvados presidiarios -uno de los cuales intercambia con el Robinson para robar su indetidad-, así como la serie Hércules: Los viajes legendarios donde Hércules viaja a un mundo donde él y Xena son malvados, mientras que Ares es el dios del amor. En la serie Buffy la cazavampiros se toca el tema del viaje entre dimensiones y universos paralelos, incluso en uno donde Willow Rosenberg es vampira. Y en la película para televisión Babylon 5: Thirdspace descubren un pasaje a otro universo donde habita una especie maligna que desea penetrar a nuestra dimensión para destruir toda vida en ella, denomiandos Alienígenas del Tercer Espacio. Siete días o el título original de la serie Seven days, trata sobre el proyecto “Backstep”, que, basándose en tecnología alienígena, permite viajar atrás en el tiempo exactamente siete días, “corregir” el pasado y cambiar el futuro. Aquí aparece la incoherencia de que el único viajero vuelve al presente "corregido" como si nada hubiera pasado con su equipo de colaboradores.


Animación En el anime la serie Fullmetal Alchemist toca el tema de los Universos Paralelos. El tema se tocó en los Súper Amigos -similar a Mirror Mirror de Star Trek- donde Superman viaja a un universo donde los Superamigos son malvados. Similares viajes a universos paralelos se dan en la serie animada Liga de la Justicia. En Dragon Ball, el personaje de Trunks viaja al pasado y crea un futuro paralelo.
La serie de animación Los Verdaderos Cazafantasmas tiene su propio episodio "Mirror Mirror" en el cual viajan a un universo paralelo donde los fantasmas son los habitantes normales del mundo y los humanos son temidos y cazados por los Cazahumanos (copias espectrales de los cazafantasmas Egon, Ray y Peter), adicionalmente en muchos capítulos se toca el tema de viajes a otras dimensiones y de seres y dioses interdimensionales.
En la serie de animación Futurama, uno de los personajes, el doctor Farnsworth fabrica "la caja paradójica de Farnsworth", que parece ser una representación del universo y con ella viajaran a un mundo paralelo.
En la serie de animación Suzumiya Haruhi no Yūutsu, la protagonista cuyo nombre es Haruhi Suzumiya; es capaz de crear universos paralelos denominados en aquella serie como 'aislamientos', que eran muy similares al mundo real. De acuerdo a su estabilidad emocional, es capaz de crear,modificar e inclusive destruir universos paralelos o 'aislamientos' a su antojo.Itsuki Koizumi, vicepresidente de la Brigada S.O.S, es capaz de ingresar en este mundo paralelo y evitar que los estragos que causan los Avatares creados por Haruhi acaben con el mundo real.
Aunque el mayor ejemplo en la animacion es el anime de CLAMP Tsubasa Reservoir Chronicle en que sus personajes tienen que envarcarse en viajes interdimensionales en los que se encuentran con los alter-ego de personas que han conocido en sus mundos natales.

Cómics [editar]Tanto Marvel Comics como DC Comics tienen enormes conjuntos de miniseries que tratan sobre los universos paralelos donde los personajes del cómics tienen vidas muy diferentes. Una de las sagas más destacadas es la Crisis Infinita de la DC Comics.

El cómic de Conan el Bárbaro muy frecuentemente toca el tema de demonios y dioses interdimensionales.


Cine y literatura [editar]Uno de los precursores del tema es el escritor de terror y ciencia ficción estadounidense H.P. Lovecraft con sus Mitos de Cthulhu que narran cómo entidades perversas y poderosas intentan penetrar a nuestra dimensión como Cthulhu, Azathoth y Yog-Sothoth, así como viajes a otros mundos y dimensiones por parte de personajes en astral como Randolph Carter.

En el libro Rescate en el tiempo 1999 - 1357, el autor, Michael Crichton, explica los viajes en el tiempo a través de la teoría del multiverso, dejando claro que no se pueden hacer viajes temporales si no viajes a otros universos muy similares al original.

La película de Los Cazafantasmas narra como un antiguo dios hitita llamado Gozer intenta penetrar a nuestra dimensión.

La película de Jet Li El único toca el tema de los universos paralelos.

Así como las series literarias Las Cronicas de Narnia y La brújula dorada (Luces del norte), junto a sus adaptaciones fílmicas.

También es notable la descripción que hace de un modelo hexadimensional del universo Robert A. Heinlein en su libro El número de la bestia, publicado en 1980, en el cual postula que el número 666 no es otra cosa que 6^6^6 o lo que es lo mismo, el número posible de universos resultantes de combinar las 6 dimensiones que postula en conjuntos de 3.